En este artículo te ayudamos a elegir entre un colchón duro o blando, para que escojas la mejor opción según tus preferencias y gustos.

 

¿Estás pensando en cambiar el colchón? A la hora de comprar uno nuevo, deberías analizar con atención sus características. Ya que en el mercado actual hay una enorme variedad de modelos. Y cada uno se adaptará mejor (o peor) a tu peso, altura o complexión física.

 

La firmeza de un colchón

Los colchones están divididos en 10 categorías distintas de firmeza. Donde 1 es muy duro y 10 muy blando. Se trata de un tema bastante subjetivo, ya que lo que a ti te parece firme a otra persona puede no resultarle tanto.

Por ello, la mejor forma para comprobar la firmeza de un colchón es tumbarte sobre la superficie. Si notas que te empuja, se trata de un colchón duro. Si te hundes o sientes como si te abrazarán, es blando.

De cualquier forma, los colchones blandos son aquellos que tienen una firmeza de 3 a 5. Los colchones intermedios de 6 a 7. Y los colchones duros de 8 a 9. Es muy raro encontrar grados de firmeza de 1 o 10. Y si te lo preguntas, la mayoría de los usuarios prefieren los colchones intermedios como superficie de descanso.

 

Los colchones duros

Los colchones duros están fabricados con materiales acolchados de una consistencia especial, siendo muy habituales los muelles ensacados. Por normal general, son muy resistentes y tienen una prolongada vida útil.

Ayudan a mantener el cuerpo en posición correcta y permiten que la columna esté bien alineada, lo que previene dolores de cabeza y espalda. Además, tienen menos superficie de contacto, lo que facilita la ventilación del colchón y el cambio de postura.

 

Los colchones blandos

Por el contrario, los colchones blandos utilizan materiales más suaves como la espuma fría, que crean esa sensación de estar durmiendo en una nube. Es común que incorporen una capa de visco para incrementar la amortiguación. Y si te preocupa el calor, algunos modelos incluso disponen de doble capa, una diseñada para el verano y otra para el invierno.

Al incrementar los puntos de contacto, estos colchones se adaptan muy bien a la figura del cuerpo. Aunque no son recomendables para personas que tengan mucho peso. Son perfectos si estás buscando la máxima comodidad en tu descanso. O, por cualquier motivo, tienes que permanecer mucho tiempo en la cama.

 

¿Es mejor un colchón duro o blando?

Escoger entre un colchón duro o blando es una opción totalmente personal que depende de tus características, preferencias y hábitos. La complexión física es fundamental y por norma general las personas con mayor volumen necesitarán superficies más firmes.

También es esencial la posición que adoptes al dormir. En este sentido, se aconseja utilizar colchones duros si duermes bocarriba y blandos si duermes bocabajo. Sin descuidar otros aspectos como la comodidad. Los colchones suaves ofrecen menos puntos de presión y son muy recomendables para personas de cierta edad.

 

¿Tienes dudas? ¡Te las respondemos!

En CholloColchón te ofrecemos todas las soluciones para un descanso perfecto. Disponemos de un amplio catálogo de colchones, así como bases tapizadas, canapés, almohadas y otros complementos. Si tienes dudas sobre la firmeza ideal para tu silueta, ponte en contacto con nosotros y las resolveremos al momento.

 

Descubre en este otro artículo, cada cuanto tiempo debemos cambiar el colchón.