A la hora de comprar un colchón nos fijamos en sus características, firmeza y precio. Pero en ocasiones, nos olvidamos por completo de un factor determinante como es nuestro peso. En función de ello, será recomendable escoger un colchón más o menos firme, que se adapte mejor a nuestro cuerpo y resista la deformación. ¡Veremos cómo elegir el colchón ideal para tu peso!

En la entrada de hoy os vamos a mostrar una breve guía sobre los tipos de colchones que existen en la actualidad. Y los modelos más recomendables para personas de distinto peso.

 

Tipos de colchones

Básicamente los colchones pueden ser de muelles o espuma. En el primer caso encontramos modelos de hilo continuo, muelles ensacados o muelles bicónicos. En el segundo tenemos las espumas High Resilence, que destacan por su durabilidad. Como por ejemplo los sistemas viscoelásticos, de látex o biosoft.

 

Firmeza de los colchones

También se puede dividir en función a la firmeza. Los colchones pueden ser muy blandos, ideales para aquellas personas que sufran problemas de espalda. Semi-blandos para mujeres embarazadas. O semi-duros, muy estables y recomendables para jóvenes y adultos sin problemas de salud.

Por el contrario, los colchones muy duros sacrifican toda adaptabilidad y presentan una superficie muy firme. Aunque también son más resistentes a la deformación que los anteriores modelos.

 

¿Cómo elegir el colchón ideal para tu peso?

Si tienes un índice de masa corporal superior a 25, nuestro consejo es que te decantes por un colchón con muelles ensacados. Este sistema se caracteriza porque los muelles están dentro de unos sacos especiales que proporcionan gran firmeza al conjunto. Así, las personas con unos kilos de más, podrán distribuir mejor su peso por toda la superficie del colchón.

 

¿Qué colchón elegir si estoy delgad@?

Las personas delgadas deben elegir colchones menos firmes y duros, ya que los muelles pueden provocar roces, presiones y malestar durante la noche. La mejor opción son los colchones blandos con una dureza media. Aunque el punto exacto depende de los gustos y preferencias de cada uno. Si tienes dudas, apuesta por la espuma viscoelástica o látex. Se adaptan a la perfección al contorno de tu figura y recuperan su forma original en cuestión de minutos.

 

Fuente Imagen