No podemos fallar a la hora de elegir el colchón adecuado a nuestro peso, altura o postura para dormir. De lo contrario, estaríamos perjudicando gravemente la calidad de nuestro sueño. Por ello, en la entrada de hoy vamos a hablar de los principales tipos de colchones que puedes encontrar en la actualidad.

 

Tipos de colchones

Los expertos en descanso recomiendan cambiar el colchón cada 8 años más o menos. Sin embargo, no esperes ni un minuto más si comienzas a notar que te levantas con dolor, sensación de cansancio o simplemente no duermes bien.

 

Colchones híbridos

Los colchones híbridos son una de las principales novedades del mercado. Están fabricados con una mezcla de látex, espuma de poliuretano, bobinas y otros materiales avanzados como espuma de memoria. Según su composición, van a proporcionarnos distintas ventajas. Pero en general, se caracterizan por adaptarse a la perfección a nuestro cuerpo, disponen de un gran rebote y son muy cómodos.

 

Colchones de látex

Los colchones de látex son famosos por su confort y propiedades de refrigeración y elasticidad. Con una gran capacidad de respuesta y un rebote muy agradable. Este material es totalmente hipoalergénico y muy resistente a las bacterias que se acumulan debido a la suciedad o la humedad. Además es altamente transpirable, duradero y fácil de limpiar.

 

Colchones de espuma con memoria

Están elaborados con espuma de memoria, un material conocido por su gran apoyo, alivio a la presión y acomodo al contorno del cuerpo. Al principio, fueron criticados porque generaban demasiado calor, pero en la actualidad han mejorado en gran medida y los nuevos colchones con espuma de memoria se refrigeran más eficientemente.

 

Colchones de bobinas

Conocidos popularmente como colchones de resorte interior, son uno de los sistemas más usados del momento. Cuentan con varias capas de bobinas de acero que le confieren un enorme apoyo y comodidad. Por norma general, el número de capas de bobinas se relaciona directamente con su calidad.

 

Colchones de almohadilla

Los Pillow-Top o colchones de almohadilla, disponen de un material blando en su cubierta, que sirve para dar mayor confort al conjunto e incluso como cojín extra. Especialmente recomendados para aquellas personas que prefieren una superficie más acolchada y suave para descansar.

 

Colchones ajustables

Finalmente, tenemos los colchones ajustables, que como su propio nombre indica son capaces de cambiar su posición, elevando los pies o inclinando la cabeza. Los modelos más avanzados incluyen además algunas opciones como vibración o masaje. Se trata de un tipo de colchón muy habitual en personas con dolores de espalda, que roncan o sufren ciertas enfermedades.

Consulta aquí todos nuestros colchones.